vida nocturna en Medellin

Rumba- fiesta- buena comida- licores y la mejor compañia la encuentras en Medellin.

ACOMPAÑANTES EN MEDELLIN

Medellin  la segunda ciudad mas grande de Colombia, con una excelente reputación por su gente linda, amable y pujante…  tiene un clima agradable que ronda los 24 °C; tiene agua potable, cuenta con modernos sistemas de transporte como el Metro y el Metrocable y su infraestructura eficiente le ha permitido ser sede de eventos de talla mundial como las asambleas de la OEA y el BID. Situada en un valle rodeado de montañas, esta ciudad
de Colombia siempre es amable con los viajeros.

Guia de  Restaurantes – bares- discotecas.

RIO SUR: Un lugar ubicado en el mejor sector de la Ciudad donde podras cenar delicioso, tomarte unos ricos tragos y continuar la fiesta hasta el amanecer. Ubicado en Carerra 43a # 6 sur – 26 ( 4) 311 47 49
Restaurantes-bar :
– Sinko; 
Ubicado en Carerra 43a # 6 sur . segundo piso
– La bolsa ; Ubicado en Carerra 43a # 6 sur Primer piso
– Delaire; Ubicado en Carerra 43a # 6 sur, piso 7 con excelente vista
– Discotecas:
– Sixtina ; 
Ubicado en Carerra 43a # 6 sur, piso 7
– Kukaramaka; Ubicado en Carerra 43a # 6, piso 7

LA STRADA: Ubicado en mejor sector de la Ciudad: un lugar donde encontraras desde comida rápida hasta elegantes restaurantes, Ubicado  en la carrera 43a# 1 sur – 150 (4) 268 24 79
Restaurantes:
– BurgerKing
: Hamburguesas
– Dance: Cocina Italiana
– Hacienda: Cocina tradicional
– Barbacoa: Hamburguesas
– Tacohouse: Mexicano Gril
– De lolita: Cafe: Resto/cafe

PARQUE LLERAS: Nuestra tradicional roza rosa: El parque lleras esta úbicado en el mejor sector de la Ciudad; es un lugar ídeal para caminar y deleitar tus ojos con las hermosas artesanías que son hechas con materiales y técnicas típicas de la región. es un lugar seguro y lleno de magia.
También encontraras una gran variedad de restaurantes, bares y discotecas.

RESTAURANTES SECTOR LLERAS- PROVENZA 
– Al rojo : Pastas. Ubicado; carrera 38#38-09
– El cielo: Uno de los mejores restaurantes; cocina Sudamericana- Colombiana ; ubicado: Carrera 40 # 10A-22,
– IL Castello: Un lugar tradicional; Cocina Italiana – Mediterránea; Ubicado Carrera 40 #10a-02 (4) 3128287
– Carmen: Un lugar acogedor y elegante: Ofrece comida contemporánea  enfocados en la calidad y técnica; Ubicado Cra. 36 #10a-27 (4) 3119625
– La pampa Argentina: Cocina; exquisitos y jugosos cortes de carne

RESTAURANTES – BARES SECTOR EL LLERAS PROVENZA
– Patrick`s Restaurante-bar. Cocina – irlandesa – Internacional; Ubicado Carrera 37A #8 A 43
– Alambique Restaurante-bar.  Cocina – Latina colombiana; Ubicado Carrera. 41 #106
– Ammazza Pizzeria: Deliciosas pizzas; Ubicado Carrera 34 #721
– Burdo: Restaurante-Bar Cocina Fusión- buenos tragos y la música la mejor; Ubicado  Cra. 35 #7127,

MUSEOS EN MEDELLIN
Museo de Antioquía: Ubicado; calle 52#52-43 (4) 251 36 36
Planetario de Medellin: Ubicado; Carrera 52#71-117 (4) 516 83 00
El castillo museo y jardines: Ubicado; Calle 9s#32-269 Tel: (4) 266 09 00
– Museo de Arte Moderno de Medellin: Ubicado; Ciudad del Rio, Carrera 44#19a-100 Tel: (4) 444 26 22
Museo del agua EPM: Ubicado carrera 58#42-125 , Tel (4) 380 69 54
Lokkus  Arte Contemporáneo:  Ubicado;  en carrera 36#10a-35 ( Edificio la doble elle)

medellin-noche.jpg

Nuevas prepagos 321 551 6608

Beautiful colombian girl, classy, polite, sexy and hot … The best company in Medellin

ASHLEY 23 AÑOS  – La mas sexy

Todas las chicas que se anuncian en nuestro sitio son mayores de edad- Universitarias o profesionales. Somos la mejor opción, garantizamos total satisfacción.

 

 

 

La vida de una prepago

La vida de una mujer que ejerce la profesión de Prostitución en Colombia.

Pamela  una tentación hecha mujer, cuenta la realidad de vender el cuerpo, experiencia que, a pesar de generar ingresos económicos, destruye profundamente la estabilidad emocional de muchas jóvenes.

 


cuando comencé a ejercer el oficio más antiguo del mundo, deseaba salir de abajo, tener dinero a manos llenas, satisfacer todos los caprichos que se me antojaran, hasta tocar el cielo si me fuera posible. Solo demasiado tarde comprendí que, en vez de escalar la montaña de la vida hasta la cumbre de un hermoso porvenir, descendí a un abismo más profundo, más solo y más horrible que donde me encontraba, aunque tenga ahora para pagar las cuentas.
Tengo 25 años, ojos verdes . Cabello castaño claro. Figura de una tentación hecha mujer: labios carnosos, senos a la medida, indudablemente operados; caderas de sirena; piernas fuertes; mirada tierna y caminar pausado con tacones altísimos porque mido 1,68 centímetros. Siempre estoy perfumada, vestida con jeans apretaditos y blusa transparente y escotada.
Atiendo regularmente a una docena de clientes al mes, reportándome ingresos fijos que llegan $8.000.000 y $12.000 .000 Millones al mes ; además del amigo que me paga el alquiler del apartamento y otro que me da para hacer mercado.

Un mes en que mis padres no pudieron darme la mensualidad para pagar la residencia, ubicada en un barrio estrato medio de la ciudad , empece desesperada a buscar en internet opciones de empleo, y encontre un anuncio que decía: Se necesita señoritas con excelente presentación. Llamé y fui hasta la dirección que estaba en el anuncio, un apartamento, aparentemente de estudiantes, ubicado en un edificio en el mejor sector de la ciudad. . Cuando llegue , me sentí como si hubiese sacado 20 puntos, porque me dijo que me mudara de inmediato aunque tenía mucho que aprender. ‘Vas a hacer lo que te diga. Y vas adonde te mande. No te faltará comida ni techo. Ni plata tampoco’, me dijo. Estaba confundida, dispuesta a lo que fuese, y eché a la basura el buen ejemplo de mis padres, trabajadores sacrificados, a quienes hoy aún creo que decepcioné para siempre.

Tenía 18 años y no era virgen. Pero al cabo de un par de meses sentía que nunca había tenido tanto sexo en mi vida. Mis novios eran simpáticos y ahora besaba a cuanto hombre pudiera pagar para estar conmigo: bebedores entusiastas, abuelos alegres, enfermos sexuales con la suerte de un buen sueldo, ordinarios que nunca aprendieron a tratar a una mujer.
No era excitante; hay que fingir deseo incluso. Y luego, a pesar del uso del preservativo, está el hecho de una posible infección de alguna enfermedad sexual como sífilis, VIH/sida, gonorrea, papiloma, resultando una verdadera tortura esperar los resultados de uno de esos exámenes.Todas las compañeras nos reíamos de ser chicas de la llamada vida alegre porque entonces lloraba como nunca. Lloraba porque ahora sí había sido una tonta: abandoné la carrera, perdí mi propio valor como persona, me vendí por unos billetes, era una prostituta, fina, joven, bella, recién operada, transformada de pies a cabeza, bien vestida, sexy, un hembrón, pero prostituta al fin y al cabo, y ése no era mi sueño en la vida, y, aunque comencé a tenerlo todo, sentí que no valía nada porque había tomado el camino fácil.Aún así, veo muchísimas chicas, recién salidas de sus casas, engañando a sus padres y a sí mismas, intentando hacerse de un futuro en este sendero en vez de estudiar, montar un negocio o casarse, o quizás detenerse porque sé a dónde llegarán.

Acostumbrada a trasnocharme desde el miércoles hasta el lunes, aprendí a beber y a fumar. Y, un día, un señor llamó pidiendo dos chicas. Yo siempre estaba alegre porque me elegían a mí. Pagó una buena cantidad de dinero, además del hotel, y luego expuso la exigencia: escena lésbica. Se dice fácil, pero es terrible hacerlo, si se es heterosexual. Se derrumba un muro que difícilmente vuelve a construirse, y, al edificarse de nuevo, los bloques nunca quedan igual, especialmente en Colombia, donde las chicas prepagos también encontramos muchas clientes entre las lesbianas.
¡Cómo da vueltas la vida! Comencé a llamarme Pamela porque ya no era esa joven que llegó a a la grande ciudad a a estudiar, mantenida por sus padres; ahora yo ayudaba a mi familia, mensualmente, y no estudiaba. Y, otro día, un señor pidió un servicio: llegué como siempre y el hombre resultó conocido de mi papá. Aunque estaba delatada, le pedí discreción, por favor; fue uno de los peores hombres con quienes he estado y, a pesar de no decírselo directamente a mi padre, lo comentó entre amigos; se formó la bola de nieve y poco a poco fue rodando hasta llegar el chisme a la casa. Me comporté como una cuaima: ‘Papá, ¿cómo puedes creer eso de mí? Está envidioso porque yo estoy trabajando y su hija, que siempre me tuvo envidia, está más gorda y fea que nunca’. ‘¿Y tu carrera?’, me reclamó. ‘¡Estoy trabajando en una empresa donde no hace falta ningún título universitario. ¿No me ves? ¡Soy una miss!’. Sin embargo, quedó la duda.

Ahora ya no es facil salir, no quiero salir…  he madurado, aprendido y ahora estoy vinculada con una organización ‘más sana’, atendiendo solo a hombres más serios y sin exponerme a demasiados peligros.Y, como socialmente hablando este trabajo no es aceptado, nadie conoce mi vida realmente. Aunque atrayente, estoy sola y, muchas veces creo que también vacía, porque ningún hombre me ha amado de verdad.Generalmente, tengo que mentir cuando alguien me pregunta con quién estoy saliendo. ‘Con un muchacho del gimnasio’, digo. Pero, a veces, las personas son impertinentes y preguntan: ‘¿Ese señor es tu novio?’. ‘Sí, pero no quiere enseriarse’, respondo. Me siento mentirosa y acobardada, siempre debo estar a la defensiva, aunque deba sonreír y saludar. Las vecinas me ven entrar y salir del apartamento y, evidentemente, murmuran a mis espaldas; los esposos, entre tanto, me miran con deseo. Entonces, también me digo que soy una estúpida porque todos saben quién soy: ‘¡Una chica prepago!’, como dijo una señora respetable y sin pelos en la lengua, durante una reunión de condominio en la que salió a relucir ‘lo buena que está la nueva inquilina’: yo, Dulce, llevada de la mano del dinero a la miseria persona

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑